Hablemos un poco de las relaciones entre el profesional de comunicación y sus interlocutores, ya sea esto desde la agencia de PR ante sus clientes; o entre la empresa y su agencia de PR; o uno ante su superior.

El principal problema es tratar de contentar a quien nos pide una tarea, el cliente, en lugar de encontrar una respuesta inteligente a su problema de comunicación. En este sentido, nuestra misión consiste en intentar que el cliente quiera lo que realmente necesita.

Luego de conocer lo que necesita, puede ayudar ver con qué presupuesto cuenta el cliente. Esto siempre antes de que la agencia sugiera un fee o un presupuesto. No hacer perder tiempo, esto desgasta a ambas partes.

Y para la hora del trabajo en equipo, entre pares, o con la propia agencia, conviene animarse a contarle con qué soñamos en materia de comunicación. Hacernos esa pregunta. Cuál es el estado ideal. Big picture.

Si logramos el contexto necesario como para poder mantener una reunión así, donde podamos expresar lo que soñamos, es seguro que habremos logrado una buena relación con esas personas que trabajan con nosotros. Es un primer paso para iniciar un buen camino.

Anuncios