Nótese cómo adapta su discurso original a la reacción que encuentra en su público.

El audio es el original, sin editar.

Vale la pena destacar el sonido de ambiente, donde se advierte el cambio que produce el orador en el público.

Anuncios