Desde el inicio de la TV el espectador cuenta con poder de decisión: siempre pudo apagar el televisor o cambiar de canal. Hoy puede ver lo que quiere y cuándo quiere. La TV se vuelve on demand. Eso es YouTube.

Y esta tendencia a que los contenidos se adapten al espectador obliga a producirlos pensando en la experiencia del público. La innovación encuentra aquí su mejor ámbito para crecer y desarrollarse.

Coca Cola ha sabido explotar ese poder de decisión del espectador para que vea lo que quiera y cuando quiera, incluso mirando un mismo comercial. Es un buen caso para seguir explorando posibilidades de la nueva TV.

Anuncios